PROYECTOS SOCIOPRODUCTIVOS Y FUNDAPROAL

Impulsando la integración de las madres elaboradoras, beneficiarios y beneficiarias de las casas de alimentación a los proyectos socioproductivos, se ha creado una serie de planes que incorporen el desarrollo de la economía comunal, los cuales son:

  • Proyectos de desarrollo agrícola: destinado a la producción, en terrenos pequeños y medianos, de hortalizas, cereales, leguminosas, frutas y tubérculos.
     
  • Proyectos de desarrollo agrícola urbano y periurbano: destinado a la producción de hortalizas, leguminosas y frutas, en pequeños espacios urbanos.
     
  • Proyectos de desarrollo piscícola: destinado a la producción de “peces cultivados”, como la Cachama, la Tilapia, el Cachamoto, el Coporo y la Trucha, entre otros.
     
  • Arepera móvil y fija: destinado a fomentar nuestros alimentos derivados del maíz como emblemas de nuestra patria, por medio de la elaboración de arepas y cachapas para su venta a precio justo.
  • Carrito de Bebidas Soberanas (Nutrichicha, Papelón con Limón): son figuras jurídicas conformadas y organizadas con el poder comunal y estadal, para la preparación de bebidas soberanas a ser distribuidas en espacios estratégicos a precio justo.
     
  • Panadería Soberana: Destinado a la elaboración de panes y productos de panadería, utilizando mezclas de harina de trigo y rubros autóctonos como el maíz, la auyama y la yuca, entre otros.
     
  • Restaurantes Populares: son figuras jurídicas conformadas, organizadas y enlazadas con el poder comunal y estadal, para la elaboración de menús a ser suministrados a precios justo  para beneficio de las comunidades en donde se encuentre alguna antigua Casa de Alimentación de FUNDAPROAL.
  • Dulcería Criolla: son figuras jurídicas conformadas, organizadas y enlazadas con el poder comunal y estadal, para la elaboración de dulces a ser suministrados a precios justo  para beneficio de las comunidades en donde se encuentre alguna antigua Casa de Alimentación de FUNDAPROAL.
  • Proyecto PDMercalito: destinado a la instalación de locales en las comunidades populares del país, donde no llegan las grandes cadenas de supermercados, dedicados al expendio de alimentos de la cesta básica a precio justo.